3 junio, 2019

Mis errores originales

de Iván Ortega | Inéditos

Robert Creeley (versión con gallinas)

Había un camino
Por el que anduve hasta encontrarlo
Me dijo
No copies palabras
Imita su comportamiento
Y todo lo posible
Estará aquí contigo

La identidad
(Flores,
Vértigo,
Dolor,
Unidades aisladas)
Se define a través del canto

Hay palabras que transforman el dolor en flores
Y otras que derivan su significado
De su mera existencia

Estas palabras son mías
Pero eso no quiere decir
Que pueda entenderlas siempre

(Había una pick up blanca
Había gallinas y
Tiempo después
Todas mis notas sobre flores
Se convirtieron en flores)

El poema es actividad
Aunque la idea no es
Escribir y llamar a eso actividad
Sino percibir al poema
Como un lugar en el que algo sucede
O como el latido de una ocasión particular
Palabra y amor son dos palabras que se aprecian
Pero que al acercarse oscurecen el sentido

Ten en mente la palabra ironía
Y el incremento de la fragmentación
En el recuento de la experiencia

Lo que experimentas,
Lo que amas,
Es importante

La palabra “tú” le habla siempre
A personas de diferentes edades
Hay poemas que tienen el mismo nombre
Hay poemas que tienen las mismas palabras

No hay temas,
Sólo emociones:
Perímetros trazados
Alrededor de grupos de objetos

(Hubo un silencio
Bastante peculiar
Había tierra
Había una pick up
Había gallinas

Tensión y equilibrio)

Somos un hecho curioso

Palabras,
Rastros de cosas
Pathos irónico
Y mundo medido en oraciones
“El poeta piensa con su poema”
—William Carlos Williams

Intenté siempre
Conservar mis errores originales
Como rastros de la emoción inicial
Esto lo aprendí leyendo las flores
El poema está hecho de cosas
Es un campo
Hay una pick up
Hay gallinas
El poema es un poema
Es un poema es
Un instante
Un campo
Un texto
Un sueño
Un círculo
Un secreto
Un fantasma
Un camino

 

OK

No somos tan insensatos como para creer que los Beatles nos hablaban directamente
y sin embargo había polvo de oro flotando en el ambiente lo que al parecer no es común
en esta parte de la galaxia y yo esperaba el momento en el que pudiéramos hacer las paces
con un poco de angustia pero todo marchó mucho mejor de lo que esperaba
ya escucharemos a Parliament juntos de nuevo en algún otro momento

Todo es cool y extraño en agosto, creo que dije, y también aprovechamos tu balcón
para gritar cosas que no veían al caso como muerte a la universidad neoliberal o
abajo el pensamiento lineal o la forma es más poderosa que el contenido
lo cual estuvo muy bien y te dije que había empezado a escribir cartas ficcionales
llenas de angustia en las que pedía perdón o ayuda y dijiste que todo eso estaba bien
pero que tenías que volver a ver que la fiesta no destruyera tu departamento

El mundo es suave como hielo y todo está bien ahora y podemos tomar jugo de naranja
me preguntaste de nuevo cómo estaba y dije que todavía tenía talento para las mentiras
ok

Todo esto ha sido un proceso interesante pero no lo repetiría por nada
olvida la ironía y ten un viaje estupendo o lo que sea
y si alguna vez alguien te pide una opinión no olvides decir
que siempre te pareció “fascinante” la manera en la que los sólidos “coalescen” en Uccello

 

Nadadora

Este poema habla sobre agua, amor y distancia:

Pongo una toalla para ti sobre la arena.
También hay un termo con café para nosotros.
Somos deseos que se excluyen mutuamente.

Una pequeña escena: dos personas en la playa,
Una en la arena todavía, lamentándose;
La otra en el mar, se aleja

Nadadora, ¿cómo hablar sobre el azul y sobre la distancia?
Los signos que trazo en la arena se desvanecen lentamente.
Te gusta el agua porque amas lo abstracto.
Infanta marina, aroma de mar de amor
En el azul del azul del azul.

Los colores cálidos contra los colores fríos
Ecuaciones para describir una superficie.
Nadadora, para todo hay un tiempo,
Estación o temporada.
Permanezco en la orilla

Nadar pertenece al tipo de actividades que
“liberan, definen y tonifican los músculos”.

El mar como texto y como crítica.
Se llama azar, se llama agua, se llama distancia.
Nadadora, te diriges hacia el lugar
En el que las aguas se juntan con las aguas,
Hacia la línea cero.

El simbolismo del color azul.
Casi lo había olvidado.
Lo irrepresentable y lo inesperado.
Tu vestido de flores yace.
Pastillas para el mareo.

Junto a tu vestido dejaste caer
El volumen de cantos marinos y se quedó abierto
(“Viejo mar, masa discursiva primigenia, yo te saludo.
Agua, correlato, afirmación, murmullo, cambio,
Frase infinita, resistencia, sueño, creencia,
Teoría, voz, miedo, lengua, lectura,
Dame elocuencia.

Viejo océano, mago de los cambios,
Enséñame la lección de tu fluir eterno,
Enséñame a no hablar en fragmentos,
Enséñame a estar de pie.

Mar, poema último,
Canto personalísimo,
Cita perpetua de ti mismo,
Tú que das y quitas sentido,
Habla sobre la que renace de las aguas,
Sobre la insistencia de las olas sobre las olas…”)
Nadadora, desde la orilla,
Lenta, torpemente,
Articulo mensajes de desesperanza,
Ejercito mi respiración.

Te adentras en el misterio
Y aquí en la orilla todo te extraña.


Iván Ortega / Ciudad de México, 1990. Es poeta y traductor de patentes. Actualmente termina un posgrado en literatura comparada. Ha publicado poemas y ensayos en diversas antologías. También ha colaborado con diversas revistas nacionales como Literal, Poligrafías, Marvin o Metrópolis.