Yo: una más entre las cosas

Más allá de la idea de identidad en términos de herencia geográfica que el poemario a veces reconsidera, la proveniencia de la voz lírica sucede en la fisura de realidades. De ahí la conciencia de su estructura poética, el yo convertido en ficción, en artificio autorreflexivo. Luz sobre la pantalla: “Entonces una lágrima voló por mi cara y aterrizó/ en la pantalla agrietada de mi teléfono”.

Leer más

La maestra y el gato caído del cielo

Un libro es una flecha que se clava en nuestro eje de equilibrio, provocando insospechadas modificaciones en el pensar y el comportamiento. Es cierto que también podemos escoger tirar del culatín, quitar la punta y seguir casi exactamente igual a como estábamos —casi: la hendidura que abre un libro no se cierra jamás— pero, ¿quién querría desaprovechar una oportunidad tan hermosa?

Leer más

Nueve notas aleatorias sobre la luz artificial

A pesar de su acidez e ironía, es fácil identificarse con los hablantes de los poemas del libro. Poseen cierto carácter que nos permite establecer una relación de complicidad con ellos. Nos hablan desde la pérdida, desde el fracaso, desde la falta. Es decir, desde lugares que nos son perfectamente conocidos.

Leer más

De México a Perú

Ahí donde la tradición ofrece pautas, guiños y caminos para la construcción de los poemas, la renovación de estos lenguajes se percibe sintomática, natural. Eso hace posible un solvente abordaje literario de ciertos fenómenos socioculturales tales como la violencia, la muerte y la poesía —los temas predominantes del poemario—, a través de los cuales es posible el reconocimiento de lo mexicano.

Leer más

Lo interminablemente heroico

Los dos poemas se titulan “La drogada familia” y “Las hermanas de Kafka”. Lo subterráneo aquí será, en el primero, la mirada sobre la experiencia y los grados de aproximación del yo; en el segundo, el tratamiento de un tema histórico, entretejido de lecturas, como es la atrocidad del holocausto en la figura de las hermanas de Kafka. En ambas caras del paño estará la muerte.

Leer más

Máquinas del extrañamiento

Siempre hay algo más. Personajes esbozados en escenas incompletas, agentes de acciones crudas, a punto de, en el límite de, al filo. Ambigüedades, finalmente. Veintitrés poemas, si así los queremos llamar, que son a la vez puestas en escena. Veintitrés poemas donde, como afirma Hernán Bravo Varela en la contraportada, “el dolor nace de lo vivo y, al mismo tiempo, hace nacer lo vivo de sí”.

Leer más

El trino entrecortado del Pájaro Azulejo

Quien escribe poesía investiga. La obra, sin importar extensiones, es una suerte de estudio de la realidad. A nuestro alcance quedan los poemas de Dickinson para probar los frutos de su observación profunda.

Leer más

Un libro o una llave

Darío reflexiona en torno a la relación entre palabra y mundo en el nivel enunciativo del texto. Quiere, por ejemplo, “calcular el peso neto de esta cosa indigna de llamarse” o afirma: “metí la lengua por el agujero del objeto” (¿y qué es el lenguaje mismo sino una forma de meter la lengua, como una llave que entra en la cerradura, en los objetos?). La palabra ocupa un espacio, tiene un peso y una contundencia tosca y concreta en este libro.

Leer más

A la sombra de las palabras en flor

Voy a tomar el atajo de comenzar desmenuzando el título, para evitar el método de acercamiento a la realidad de los poemas (es decir, circunvalando el mundo y entrando en él por la puerta trasera): en principio no podemos saber si se trata de sombras que demuelen o de sombras que están siendo demolidas. En cualquiera de estos casos, estamos ante el extrañamiento de atestiguar cómo abstracciones, inconcreción, reflejos, sombras, derriban o están siendo derribadas.

Leer más

El gran merodeador de la vida: comentarios a Un acueducto infinitesimal, de Ernesto Lumbreras

Las aproximaciones a la vida y milagros, la travesía terrenal de Ramón López Velarde, siempre me han parecido (incluso las que abiertamente se han ubicado del lado de la ficción) una lección de anatomía. Ante los misterios del cuerpo, incluso creyendo que hallarían el espíritu, los antiguos facultativos procedían a la disección. Justo esto se ha llevado a cabo con el corpus de la obra literaria y la correspondencia, intentando descubrir pistas conducentes al enigma del alma creadora.

Leer más