Inédito de Jorge Esquinca
Claudia Berrueto | Inéditos
vivo dentro de una piedra, quiero darle de beber, esperar su amor, su devoción hacia mí. sobre sus muebles de silencio y perfección, yo evoluciono en mi ambladura, en esta torpeza rabiosa en la que aprendí a fluir como un profeta del entumecimiento. quizás a Jonás le pasó igual cuando habitó su ballena, quizá Jonás amó esas entrañas pero su gran pez solo alcanzaba a sentirlo como una deformación creciéndole dentro por tres días y tres noches…
Zel Cabrera | Inéditos
Cada mañana, de las pérdidas / barro mi casa / En un montoncito / se apilan largos cabellos / que fueron parte de mí, / que me acompañaron / mes con mes / en la rutina, en el vaivén de días / tan largos como ellos. / En el suelo los miro, / ensortijados unas veces, / otras tantas, extendidos, / camuflajeados / en el laminado del piso, / como testigos de una vida / que poco a poco / va mutando / de sí…
Gaëlle Le Calvez y Rogelio Sosa | Videopoema
[Los domingos me da por recordar la escuela a la que fui, mis amigos liceanos, los camellones iluminados de Horacio, la iglesia de San Agustín, las visitas a las tumbas familiares, las comidas que terminaban en baile, las tormentas de las cinco de la tarde, las noches tequileras de poesía, las largas caminatas en Reforma con bebés entre los brazos, el helado de zapote, los tamales oaxaqueños, el pan de muerto, el sonido del tren que todavía escucho por las noches].
Diego Alfaro Palma | Ensayo
“El oído” de Martínez resultó, en mi primera lectura, un remezón —quizá no tan fuerte como el de Valdivia, pero igual de constante—. Está dedicado a L. v. B., es decir, a Ludwig von Beethoven y posee un pequeño subtítulo en inglés “(Study for a conversation piece)”, como si el poema a continuación fuera más una pieza de música que otra cosa, pero una pieza para comenzar una conversación. El poema está dedicado a un músico sordo: desde el comienzo, el lenguaje paradójico de La nueva novela se abre como un gran campo con sus plantaciones de trigo moviéndose al viento. Y su primer verso dice así: “El oído es un órgano al revés; sólo escucha el silencio.”
Diana del Ángel | Reseña
Cuando desaparece una lengua, algo de nuestra humanidad se pierde con ella. Sin embargo, perder implica cierto azar; por ello, la palabra “pérdida” no describe lo que Nadia López García cuenta en Isu Ichi / El camino del venado, el primer libro de poesía en una lengua originaria publicado por la Dirección de Literatura de la UNAM. En México, una buena parte de la población está compuesta por hijos que no aprendimos la lengua indígena de nuestros padres. Las razones son varias: las políticas educativas que no garantizan una educación bilingüe, la burla hacia quienes hablan alguna de las 64 lenguas indígenas, la migración forzada y la precariedad laboral.
José Pulido | Inéditos
El primer tren llegó a Tigre el 1° de enero de 1865. Las aguas del Luján lo presenciaron. El horizonte cosechó otras tardes. Todo era pintoresco, pero de otra manera. Un látigo animaba el viento. Los historiadores le llaman la belle époque de Tigre. Un lugar para pasar los días. Un cuerpo nuevo que se expandía sobre los músculos del río. / / Una celda en mi cerebro, una prisión distinta a la que te contaba. Un océano furioso. Me paré en los bordes para intentar mirar algo de las aguas marrones del Delta. A veces, no me reconocía en ese espejo, a veces te veía a ti. / / Quisiera decir “mina”, quisiera decir “vos” y decir “piba”, pero esa lengua no me pertenece…

El poema existe cuando resulta imposible arrancarle una sola de sus piezas. Pero no es solo la exactitud lo que acerca al poeta con el arquitecto. Es el levantar o nombrar nuestra residencia. Eso resulta [la] poesía: el espacio que nos guarece o, más bien, que nos consuela.

—Jesús Silva-Hérzog Márquez