En una historia que creía cerrada

Mi muerte y yo hablamos como viejas amigas/
pues la tuve cercana desde mi nacimiento./
Fuimos compañeras de juegos y lecturas/
y acariciamos a los mismos hombres./
Como un águila ebria desde lo alto de los cielos,/
sólo ella me revelaba medidas humanas.

Leer más

El momento posterior a tu vida concedida

Dábamos mantenimiento a las albercas de los ricos ・ le abríamos la puerta de pasajeros al perro ・ el perro que espera en la pick-up ・ el perro que clava la vista en la puerta del restaurante ・ de modo que cuando salgamos con un pedazo de burrita ・ envuelto en una servilleta ・ se ponga a gemir de emoción ・ y no nos sintamos tan solos ・ aunque sea cierto…

Leer más

Poemas al muchacho azul

¿Será esta noche lluviosa y azul/
en la que nos hundamos ebrios en el silencio?/
Bajo la sombra en la oscuridad de algún parque/
¿gemiremos abrazados de nuevo los dos?/
¿Por qué en esta vieja taberna siempre/
me buscas tú y yo te busco solo?/
Solo de día pero sediento de noche/
sediento de tu voz, de tu baile, de ti…

Leer más

Un vuelo voluntario hacia el abismo

Vi la última palmera/
cortada esta mañana./
Desmembrada, no emitió sonido alguno./
Sus pequeños troncos calientan en el horno/
la conciencia congelada/
de otro duro invierno./
Antes de que esto ocurriera los leñadores/
hábilmente la habían desnudado.

Leer más

La dirección del equívoco

Garabateo en la penumbra que compartimos.
Duermes y me tocas con los gestos
de cuando estaba embarazada.
Mis ojos se entrecierran.
Seremos intrauterinas
dentro de nada.

Leer más

Diciendo otra vez

mi paz yace en la niebla que se retira
cuando deje de cruzar estos largos umbrales móviles
y vivir el espacio de una puerta
que se abre y se cierra

Leer más

El sacramento verde ángel (fragmento)

Alas verde ángel, la luz disuelve lo verde ángel/
un ala disuelta/
en la luz, la nada de esa ala: la luz verde ángel/
de esta ala, solo en la nada/
el ángel, solo en la nada/
alas en la nada/
¡Ángel!/
no sé quién te da a luz a ti…

Leer más

Asisto a una ceremonia fúnebre en la playa

Estoy sentada en un bosque en la cumbre de una montaña. Hay un camino entre los árboles. Un ciervo tras del otro salen del camino. Sus astas son enormes y hermosas. Están serenos y sin miedo. Alguien está sentado a mi lado. No se sabe quién.

Leer más

Aquí uno pasa por la oscuridad

Los crujidos nocturnos y un silencio/
irreal: hojas, voces lejanas, un chapaleo/
tal vez de grandes peces en el lago. También la luna/
que pasa tiene su voz/
lunar, de cabra amarilla. Y es tu turno,/
esta vez, de velar/
por mí, por mi respiración/
que a cada rato se disipa en la oscuridad.

Leer más