Hace tiempo nos ven diario las estrellas

Si pudieras tomarle la mano al día/
ahora incluso diciendo Ven, Padre /
llamándole por tu propio nombre/
tal vez de la ceguera podría levantarse/
con todo y nudos y telones/
y abrir los ojos con que nació.

Leer más

Lo que significa estar perplejo

En esa encrucijada rumbo a un tiempo de afanarse: abejas, abejas, abejas./
Ellas nos sirven de símbolo, pero ofician también de guardianas./
Pues nadie habrá de entrar a la cámara de miel, si en algún momento piensa/
en volver a salir. Él tendría que jurar primero, como ella, ante el panal.

Leer más

Edgar Lee Masters en primera persona

Siempre tuve en mente que escribiría una novela sobre una pequeña comunidad, incluyendo todos los intereses y todas las piezas de una maquinaria que uno encuentra en el ancho mundo o en la metrópolis, pues no encuentras a la naturaleza humana solo en la pequeña comunidad; la encuentras en todas partes.

Leer más

El brillo que fue de la Vía Láctea

nos observan desaparecer al contacto con el cemento del patio,/
y son joyas un fragmento de segundo, algo que señalar con los/
dedos mientras se pierde.              /
la lluvia impide que los salmos se adhieran a las cautivas/
y la mano que fue péndulo vuelve a la cadera; como la caléndula, sabe/
replegarse.

Leer más

La alfabetización del éter

Su nombre vino antes y los nombres deben venir siempre al final./
Tal vez por eso no me dio la bendición./
Tal vez por eso no traía varita mágica./
Hablaba de mi abuelo como si yo hubiese estado con él algún día./
Y acumulaba dinero y periódicos escritos con tinta de plomo. /
Tal vez por eso su voz sonó metálica cuando azotó la puerta del carro./
Fingiendo una consulta médica./
Su nombre vino antes y una invitación para ir de compras./
Tal vez por creer que el mundo estaba en venta.

Leer más

La sospecha es azul

—¿Qué dijiste?
—Digo que tienes razón,
que es cierto,
a pesar de que dista de estar soleado,
está más bien sombrío,
y hay lluvia en camino
acaso con trueno,
es muy cierto.

Leer más

Acarreando carbón en el paraíso

los niños que encierras/
tras las rejas y los muros y/
el alambre de púas no/
te tienen miedo, de hecho,/
sonríen/
en cada campo de refugiados/
en cada centro de detención/
en que intentas retenerlos/

Leer más

Em, eh

Em, quizás, este, podrías, eh, cubrirte esa, ajá, esa cicatriz? Em, no son, este, suficientes cigarros, eh, por una noche? Eh, este, no hizo, eh, Vito Acconci eso ya? Eh, no hay, este, otros lugares donde podrías, ajá, poner eso? Em, este, tu, eh, acento, este, nadie, ajá, nadie te está entendiendo. Em, no es eso, eh, pasta de dientes en el cuello de tu, mm, camisa? Eh, creo que, em, tu hermano es, ajá, ese que, eh, está deteniendo el tráfico.

Leer más