28 enero, 2019

Breve relación de los hechos: poesía mexicana en el 2018

de Jorge Esquinca | Reseñas

Quince libros publicados por poetas mexicanos en el transcurso del año pasado, leídos por el redactor de estas líneas. No son los únicos, por supuesto. Sin embargo, el conjunto revela el dinamismo con que se anima la poesía mexicana en nuestros días.

Entre el estupendo libro-debut de Elisa Díaz Castelo y la gozosamente excéntrica aventura de David Huerta, se extiende el abanico. Quienes extrañamos a Luis Alberto Arellano tenemos ahora el consuelo de su poesía reunida, una buena muestra de su incansable búsqueda. José Javier Villarreal entrega una antología personal compuesta por piezas memorables. Tedi López Mills entabla un diálogo lúdico y experto con las Iluminaciones de Rimbaud. Fernando Fernández compone los poemas de un lector minucioso y en el asombro de lo cotidiano. Francisco Magaña explora los vínculos familiares, siempre en el aura de un sacro misterio. María Baranda enlaza, entre paternos dibujos, los instantes de un claroscuro devenir. Jorge Fernández Granados canta y cuenta a fondo, inmerso en una realidad que lo deslumbra y sin cesar se multiplica. Vicente Quirarte alterna el ensayo, la crónica y el poema para tejer el relato puntual de los días del autor de Moby Dick en Tierra Santa. Con su segundo libro Clyo Mendoza afirma la fuerza de una visión que encara y sortea todos los riesgos. Abriéndose a nuevos hallazgos, Álvaro Luquín se interna con audacia por senderos escasamente visitados. Maricela Guerrero mira en el interior de una célula y se topa con el infinito. Balam Rodrigo traza, con instrumentos de luz y de sombra, la historia de una larga herida. Coral Bracho inscribe los fragmentos de una historia que rebasa los límites de la intimidad y encuentra belleza en el doloroso crepúsculo de una vida.

Mi listado obedece a un gusto personal, el cual, ineludiblemente, se proyecta aquí. En el mejor de los casos se trata de hacer una invitación al lector de poesía, quien tendrá, estoy seguro, una mejor opinión. Aparecen aquí en orden alfabético.

Luis Alberto Arellano, Obra (in)completa. Herring Publishers.
María Baranda, Teoría de las niñas. Vaso Roto.
Coral Bracho, Debe ser un malentendido. Ediciones Era.
Elisa Díaz Castelo, Principia. Fondo Editorial Tierra Adentro.
Fernando Fernández, Oscuro escarabajo. Ediciones Monte Carmelo.
Jorge Fernández Granados, Lo innumerable. Ediciones Era.
Maricela Guerrero, El sueño de toda célula. Ediciones Antílope.
David Huerta, El ovillo y la brisa. Ediciones Era.
Tedi López Mills, Lo que hicimos. Almadía.
Álvaro Luquín, Musulmán. Mano Santa Editores.
Francisco Magaña, Altares. Ediciones Sin Nombre.
Clyo Mendoza, Silencio. Fondo Editorial Estado de México.
Vicente Quirarte, Melville en Jerusalem. Universidad Autónoma de Querétaro.
Balam Rodrigo, Libro centroamericano de los muertos. Fondo de Cultura Económica.
José Javier Villarreal, El murmullo de un río. Ediciones Monte Carmelo.


Jorge Esquinca / Ciudad de México, 1957. Sus libros más recientes son Breve catálogo de fuerzas (ensayos, 2015) y Cámara nupcial (poesía, 2015 y 2017). Traductor de poetas de lengua inglesa y francesa, dirige el sello Mano Santa Editores, especializado en pequeños libros de poesía. Vive en San Antonio Tlayacapan, en la ribera del lago de Chapala, Jalisco.