Como una tregua secreta, como un regreso a casa

Abraza esta claridad, es un hálito que/
recorre nuestras venas. Hace un tiempo/
escribí: cuando me cansé de mentirme/
a mí mismo, comencé a escribir/
un libro de poesía. Hoy de nuevo /
aprendí esa lección y por eso/
estoy aquí, estamos aquí.

Leer más

Cuando ambos esperan invisibles

El vaso con agua/
donde ningún dipnoi/
trepa por los bordes/
contra una gran idea/
(solo nadando, nadando, silencioso)/
tampoco llegará el brillo plateado /
en la noche /
que se apaga y apagó/
cuando ambos esperan/
invisibles. Disueltos/
en el aire/
como mosquitos, como moléculas/
de olor, en la ropa, en/
el sueño.

Leer más

La impotencia del decir

Sin duda, los cuartetos tienen carácter de ofrenda. Así los leo. Como materia a compartir. También como pequeñas iluminaciones que, en su invencible amatoria de lo efímero, aluden a la más alta ausencia y conducen, por esa vía, a la experiencia íntima del vacío.

Leer más

Tres mujeres surrealistas: Maar, Rahon y Mansour

Como una estrella escapándose del cielo /
las puntas de mi sangre /
florecen y llaman a la puerta /
este es el ramo fiel de flores torturadas /
esta es la noche regresada /
trae en brazos a la constelación humana /
cuya cabeza es un faro…

Leer más

En la exhaustiva oscuridad

Primero descubrí lo que estaba matando a estos hombres.
Tuve tres hijos que trabajaron con su padre en el túnel:
Cecil de 23 años, Owen de 21 años, Shirley de 17 años.
Solían trabajar en una mina de carbón, no de forma estable
porque las minas no estaban funcionando la mayor parte del tiempo.

Leer más

Y el naufragio me es dulce en este mar

Tú duermes, te ha amparado un fácil sueño/
En tus tranquilos cuartos; no te roe/
Ningún afán; no sabes ya ni piensas/
Qué llaga abriste en medio de mi pecho./
Tú duermes: yo a este cielo, que benigno/
Parece al ojo, a saludar me asomo,/
Y a la antigua natura omnipotente/
Que me hizo para el ansia. A ti esperanza/
Niego, me dijo, aun la esperanza; y nunca/
Brille en tus ojos nada más que llanto.

Leer más

La palabra volátil

Luego de nuestra pequeña fusión /
—apenas con una presión de los labios— /
cuando me convierto en nube /
o un barco sin ancla /
en tu mar /
o más fácil, /
cualquier otra forma /
para ti, /
¿cuál sería? /
¿Cómo evitas /
a la mañana siguiente /
sentir un poco de timidez?

Leer más

La vida, que también es una palabra

Es verdad que Lisboa, en el invierno, no tiene la/
dureza de una ciudad del norte. El aire/
es húmedo, el frío no entra en el alma, y no/
tiene esos blancos puros, ni los grises que/
perduran, ni siquiera el sentimiento inquietante/
de que el mundo se detuvo bajo la mortaja celeste.

Leer más

El último Yeats

En esta nota sobre Yeats, Pound se muestra tal como era: su prosa de barrio contrasta con la enorme agudeza que siempre demostró para reseñar la poesía o los méritos en la obra de sus contemporáneos, al menos de los contemporáneos que él admiraba: Yeats, Eliot, Wyndham Lewis o Gaudier-Breszka, por poner solo cuatro ejemplos.

Leer más