1 junio, 2020

Oh inconsciente, ociosa vida

de Gerald Brenan | Traducciones

Presentación y versiones de Demian Ernesto.

 

Conocido hispanista y más bien desconocido poeta; soslayado —como tantos más— por las imperantes figuras de T. S. Eliot, James Joyce y Ezra Pound, Gerald Brenan (1894 – 1987) no deja de hacerse notar en la poesía inglesa del siglo XX por su voz tan particularmente traviesa. En sus poemas despunta una notoria inquietud por la naturaleza, destrozada por las guerras y la ambición humana en la modernidad. Al haber participado directa o indirectamente en guerras que asolaron Europa (la Primera Guerra Mundial y la Civil Española), hundió la mirada en el horror pero también en la esperanza: la ternura es su símbolo característico —su gran regalo, acaso, para hacernos entender otro mundo posible—. Autor tímido, renuente a publicar sus poemas hasta prácticamente el final de sus días, mantuvo un silencio que sofisticó, y dio sabiduría a, cada una de sus palabras. Brenan nos da la lección de la paciencia en un mundo desmesurado con su propia velocidad.

Gracias a ediciones recientes —en especial Poesía (1912-1977), publicada por el sello español Confluencias (2014)—, podemos comenzar a revalorar la voz de un solitario que lo mismo traducía a Góngora que se mofaba de la solemnidad intelectual en Ezra Pound. La selección aquí mostrada es apenas un destello fugaz de su voz poética. Y también, espero, una invitación a profundizar en su lectura y en nuevas posibles traducciones. Brenan tiene luz para largo.

—Demian Ernesto

 

Canto de emanación

Lo bello muere, es lo que me dicen.
Lo bello es una flor matutina.
Desperdicio como el rocío vernal,
se derrite igual que nieve al viento.
Cada cosa fenece: esa es la consigna
Y mortal cada suspiro recóndito.
Breve es su pasaje, mientras su marca
recae en su ausencia: es muerte.

Mas, oh, ahora ¿puedo creer esto
yo que tengo venas gangrenadas,
sin haber yacido en un lecho de muerte,
sin haber drenado la fuerza de mis gritos?
Soy tan puro y eterno.
Lo bello es mi parte más propia.
Ninguna experiencia puede aleccionarme
sobre lo que jamás tocó mi corazón.

 

Song by Emanation

Beauty dies, that’s they tell me.
Beauty is a mining flower.
Wastes like dew upon the primrose,
Melts like dew upon the air.
All thing die, that is the motto,
Mortal in their inmost breath.
Brief their passage, while the accent
Falls upon their absence, death.

Yet oh now can I believe this,
I who have a necrous veins,
Never dabbled in a death bed,
Never sucked my strength from screams?
Pure I am and so eternal.
Beauty is my most part.
No experience can teach me.
What can ever touch my heart.

 

Muerte en bosque Covin

La paz de los árboles
reposará sobre ti.
Largos brazos rutilantes
serán tuyos para siempre, alumbrando su halo lunar.
Y cada racimo de flores y de estrellas
aguardará por ti en el palacio eterno;
al bajar están los corredores sin fin y la luz de luna
Vendrá a ti como una desconocida en un sueño.
¿No goteará todavía el rocío en los árboles lunares?
¿No soplará el viento en las colinas?
¿No estaré ahí, gélido e inmóvil?

 

Death in Covin Woods

The peace of the trees
Will fall upon you.
Long shining arms
Shining in moonlight, will be yours forever.
And all the clusters of flowers and of stars
Will be there for you in the eternal palace;
And down the endless corridors the light of the moon
Will come to you like strange women in a dream.
Will not the dew drip still from the glittering trees?
Will not the wind blow on the hill?
Shall I not lie there cold and still?

 

Perdido

En el hueco debajo de la ola, en el intersticio del canto del gallo, en el espasmo de luz del incendio, en la roca debajo del halo lunar, en las fibras de tu cabello – perdido.

 

Lost

In the hollow under the wave, in the crevice of the cock’s voice, in the spasm of the firelight, in the stone under the moonbeam, in te fibres of her hair – lost.

 

La luna crea el silencio

Vi cipreses.
Vi estrellas punzantes.
Mas la luna crea el silencio.

El gran pino se estremece.
Similar a una sierpe, el cielo azul.
Mas la luna crea el silencio.

¿Qué sentido tiene decir
el mundo es hermoso, hermoso,
cuando la luna crea el silencio?

Cualquier cosa habla de amor.
Cualquier cosa habla de la noche,
pero la luna crea el silencio.

Crea el silencio exterior.
Crea el silencio interior.
La luna crea el silencio.

Crea el silencio en mí.
Crea el silencio en ti.
La luna crea el silencio.

 

The moon makes the silence

I saw the cypress trees.
I saw the needle stars.
But moon makes the silence.

The great pine trees shook.
The sky was blue as a snake.
But moon makes the silence.

Everything speaks of love,
Everything speaks of night,
Buy moon makes the silence.

It makes the silence whiteout.
It makes the silence within.
The moon makes the silence.

It makes the silence in me.
It makes the silence in you.
The moon makes the silence.

 

Se pensaba joven

Se pensaba joven –
cuando subiendo la cumbre Storgler
como nieve al empezar a caer,
su sangre le abandonó el rostro.
Tuvieron que cuidarlo al volver,
¡y él se pensaba joven!

Se pensaba joven–
cuando al ver a una bella chica
sentada sola y taciturna,
lanzó un “Qué tal”, sonriente.
Y ella se inmutó cual cabeza de Gorgona.
¡Aún se pensaba joven!

Se pensaba joven–
cuando, encontrándose en cama
con su amor de tiempo atrás
“¿Qué? –¿sólo una vez?”, ella dijo.
“¡Una vez en la duradera noche!”
Y él se pensaba aún joven.

Se pensaba joven–
en tanto, le llegó un dolor desde lejos.
Que se difuminó cual Panzer Cops1
hasta azotar su corazón y su cerebro.
Tres días y ya estaba muerto.
¡Y se pensaba joven!

 

He thought he was young

He thought he was young –
then, climbing the Storgler Pass,
as the snow started to slip
all the blood left his face.
They had to carry him back.
And he had thought he wad young!

He thought he was young –
then, seeing a pretty girl
sitting alone and sad,
he threw her his “Hi there” smile.
She froze to a Gorgon’s head.
And he thought he was young!

He thought he was young –
then finding himself in bed
with his long-courted one,
‘What– only once!’ she said.
‘Once in the livelong night!’
And he thought he was young!

He thought he was young –
then came a distant pain.
It spread like a Panzer Corps
till it banged on heart and brain.
Three days and he was dead.
And he tad thought he was young!

 

Oh inconsciente, ociosa vida

Oh inconsciente, ociosa vida
conducida así, ya de otra forma
subordinada por la cobardía
corrupta por el “deber ser”.

El armazón crustáceo
repunta en cada nervio delicado.
Las patologías mentales se endurecen
en la costumbre y la reserva.

Los sentidos están sellados
por las atávicas tareas del día a día.
La ceremonia de lo vulgar
ahoga los suspiros recogidos.

Oh mar, oh aire, oh brillo
en un cielo donde el sol se puso.
Oh flor abriéndose silente
y en su silencio encerrada.

Oh jinetes sobre la montaña
donde crecen los zacates,
¿qué velo cae entre ustedes,
qué ríos surcan?

 

O thoughtless, idle live

O thoughtless, idle live
carried this way and that,
suborned through cowardice,
debauched by Ought!

The crustacean armor
grows on each delicate nerve.
The mind’s limbs stiffen
with habit and reserve.

The senses are sealed over
by the day’s repeated deeds.
The ceremony of the vulgar
stifles the crop of sighs.

O sea, O air, O brightness
in the sky where sun has sunset,
O flower opening in silence
and in silence shut.

O horsemen on the mountain
where the spear-grasses grow,
what curtain falls between us?
what rivers flow?


1Cuerpo nazi de fuerzas motorizadas. N. del t.


Gerald Brenan / Sliema, Malta, 1894 – Málaga, España, 1987. Escritor e hispanista británico, publicó varios libros autobiográficos, crónicas de viaje, una Historia de la literatura española y un estudio sobre los antecedentes políticos y sociales de la Guerra Civil Española, además de una biografía de San Juan de la Cruz y algunas investigaciones sobre el asesinato de Federico García Lorca. Fue miembro del Círculo de Bloomsbury, al que también pertenecía la escritora Virginia Woolf.


Demian Ernesto / Ciudad de México, 1991. Estudia la maestría en Estudios Políticos y Sociales, con especialidad en Literatura y Poder, en la UNAM. Su primer libro, La lección de Steiner, ha sido publicado por la UNAM. Ganador del 4° Concurso de Ensayo Literario del Festival Cultural de Diversidad Sexual y Género 2018, del Concurso Ediciones Digitales Punto de Partida 2019 (categoría Ensayo) y del Premio Difusión de la Lectura Alonso Quijano UNAM 2019.