La élite que observa y se calla

“La preciada vida humana” quiere decir la selección antinatural:/ un bonche de gente buena/ se ganó en vidas pasadas el lujo de aspirar al desierto de la mente/ (al igual que en la gramática histórica,
la tempestad es sólo una transformación lingüística/ que se esfuma cuando se observa)…

Leer más

Alana

En el desierto, una soledad de mí.
Me persigue el viento. Se va.
Se va sin mí. No me deja sino
canta una canción para ti.

Pero así no sé. Baila la brizna
enmielada de ti. Es una especie
de luz que no se vence, que se
alza la falda verdi-celeste de
la noche inicial. Es un fresco
borde curvo en la porción inferior.

Leer más

Los triángulos también dan lugar a sentimientos mezquinos

yo te odio como una liebre a otra liebre de la cual depende para correr juntas en la estepa y te odio más que una liebre a la estepa por ser este el lugar a donde corren las liebres acompañadas por otras liebres la subordinación da lugar a sentimientos mezquinos sentimientos razonables en un país victorioso nadie depende de nadie es algo erradicado hace mucho tiempo incluso hubo algo llamado los independientes de color

Leer más

La muerte del viejo

1.
Contesta el teléfono.
Estoy durmiendo.
Es tu casa, cómo voy a contestar yo.
Aló, hola, sí, es temprano, qué cuentas.
Una voz del otro lado de la línea: murió, ya no está más.
Aló, no puede ser.
La voz decía: el viejo está muerto.

Leer más

Rojo de cadmio

En colaboración con la editorial Oumuamua Press, presentamos un fragmento del libro Rojo de cadmio, de Tatiana Lipkes

Leer más

Cruzar o morir

No sé de qué podría hablar ahora./ Del nido. De la decisión de las aves./ De las estaciones frías./ De las distancias./ De haber sido,/ de seguir siendo,/ de llegar sin llegar,/ de instalarse a medio camino,/ de dar miedo, de no poder,/ de no querer,/ de que te persigan hasta cuando no haces nada…

Leer más

El lugar del fuego

Reímos como locos, la voz y yo reímos como locos, imaginando perros mongólicos mientras/ el amanecer rasguña la fiesta./ Nos vamos juntos, a que estar juntos nos pase un rato./ Tomo una foto para no olvidar este océano.

Leer más

La terrible sed de subsistir

Hubo alguien que tendió la espada / de la lengua como un puente cristalino a Dios/ y supo que podía exterminarlo./ Alguien que donó a los suyos el secreto,/ y la palabra, pan divino,/ fue mutándose en rastrojo/ masticado hasta el hartazgo por millones…

Leer más