20 noviembre, 2023

Es la noche que mira

de Lucía Elisavetsky Campos | Inéditos

 
Caracoles

Los caracoles dejan en mi jardín
sus babas como recuerdos
que se estiran
sin romperse.
Ahí espero,
junto a ellos.
Los miro arrastrarse
y pienso
no quiero avanzar
hacia donde
fui.
Pienso
en la velocidad
las fechas
las edades
los horarios
los números rojos.
Las cifras que cuentan
la historia
de lo que nos costó
llegar hasta aquí.
Miro sus casas a cuestas
y pienso
cuánto pesa la memoria.
 
 
 
Gato atropellado

Hoy en la mañana
atropellaron
a un gato frente a mi casa.

Los autos
le pasan por encima
una
y otra vez
una
y otra vez
los autos
le pasan por encima.

No sé
cómo despegar
un gato del pavimento.
No sé
cómo recoger
las tripas
de un animal
desmembrado.

Los autos
le pasan por encima
una
y otra vez
una
y otra vez
los autos
le pasan por encima

hasta que el gato
desaparece

(o ya no lo vemos).
 
 
 
Netflix

En mi nuca
el cuchicheo
de lo que todavía no llegó
y quizás nunca llegue.
Un alacrán
se desliza entre mis sábanas.
La alfombra sucia
espera
a los pies de la cama.

¿Cuántas vidas
son necesarias?

Hago memoria
Una memoria prolongada.

“¿Todavía estás viendo?”

Ya no sé
si soy yo
quien todavía está viendo.
 
 
 
Umbral

Mira en whatsapp
su foto de perfil
el vacío
que dejan las palabras
que se esperan
y nunca se dicen.
El sonido blanco
de las malas decisiones

El tintineo
de la canilla
el aire llenarse
gota a gota
de hubieras
y hubieses.

Las voces
un monólogo que flota
y se enreda con el ventilador
que rechina
todas eso
que no quiere
que no puede evitar.

El roce de la almohada
acaricia los pensamientos
que no la dejan
dormir
el paso apurado
de todos
esos otros
que ahora
son
ella
son
yo
.

¿Cuál será
el umbral del dolor
de lo que no se toca?
 
 
 
Akbal

Nunca
nadie
dijo
su nombre
pero yo
lo sé.

Su sombra
cuerpo de velo
se vuelve
espejo oscuro
sobre mi cama.
Refleja
lo que carga
y purifica
con pétalos
de obsidiana
observa
sin ojos.

Su vida
existe
sin tiempo
con hilo
de estrellas
anuda
sueño
y realidad.

Teje
redes de
inconsciencia
destapa
la
verdad
para
abrigar
con manta
de certezas.

Es la noche
que mira

Es la noche
que da luz.

 


Lucía Elisavetsky Campos / Buenos Aires, Argentina, 1986. Estudió Redacción Publicitaria y dejó inconclusa la Licenciatura en Letras (Universidad de Buenos Aires) para migrar a México. Vivió ocho años en la Ciudad de México y actualmente reside en Puerto Morelos, Quintana Roo. Asistió a diversos talleres de escritura y escribe su primer libro de poesía titulado Todavía estoy acá.