La sangre chupada por la tierra

Hay sombras que persiguen mis pasos,
días pálidos que nutren mi desánimo.
Pájaros rojos que se esconden
entre las ramas,
porque en mis manos
solo se distingue la muerte.
Piensan o no piensan pero me miran con sospecha,
ven en mí a un gigante insecto chupasangre,
perro de dos patas que descuartiza a otros.
Miran y huyen a lo lejos
porque no distinguen la flor
o el cuchillo posado en mi pecho.

Leer más

Fuego abierto

Quizá el propósito más ambicioso de Carrera sea poner de manifiesto una visión total de la vida y la muerte valiéndose de materiales fragmentarios, cuando no residuales. Carrera es, como ciertos neoclásicos y románticos, un pintor de ruinas, aunque lo es con una particularidad necesariamente moderna: no sólo representa la ruina, sino que sus textos aparecen como los vestigios de una devastación.

Leer más

Somos cada sutura

LA VIDA COMENZÓ en los ojos de la tortuga
en su rostro adusto
y en mis manos de gorila
mis manos de gorila
blancas
como el blanco del primer poema
como una muerte casi cierta
entre el templo y los colmillos
: pupilas y dentadas

Leer más

Aspectos reunidos y aspectos separados

Sea un concurso de vacas lecheras. Los jurados son expertos en leche. Quién sabe, no obstante, si han probado leche en los últimos tiempos, o si llevan rato sólo tomando leche de tetrapack. No importa, ahí están y hay muchas vacas porque el premio es relevante. Pero en este concurso no es requisito que los jurados prueben la leche de las vacas. Pueden hacerlo o no, y no está claro de qué depende. Porque, por otra parte, las vacas están cubiertas por lonas gruesas, como coches de colección. Nadie puede garantizar que sean vacas, y sin embargo el jurado debe deliberar sobre la leche que dan esas vacas o supuestas vacas incluso sin probarla.

Leer más

Nuestras vértebras unidas

y la nostalgia de los astros/ sólo una música lejana, / apenas audible: lo que alguien llamase/ la nostalgia / de haber habitado/ un mundo horrendo, / lleno de polvo.

Leer más

Lo colectivo al centro

Sed jaguar, de Antonio Calera-Grobet, transita por las posibilidades de lo poético para instalarse en un espacio narrativo; un libro de poesía cuya columna vertebral es el relato, que va desde lo fundacional (como el nacimiento de un hombre: «Nací el día del entrecruzamiento entre vivos y muertos, en que ambos se acurrucan entre flores y cantos, en un entrecerrado páramo de realidad») hasta tópicos relacionados con la muerte, la amistad, el amor, la filosofía, la política, la literatura y la cultura.

Leer más

Un mapa más concreto que la visa

Un mapa a veces es más concreto que la visa. Los migrantes llegan caminando sin saber por dónde han estado, sin tener idea de cómo van a llegar a donde quieren. Es loco, vos. Afuera de la oficina del Albergue, el mapa, una araña de Centroamérica a Río Bravo…

Leer más

El libro del destino: Una conversación con César Cañedo

Quienes leemos poesía como locos sabemos que ahí hay algo que nos da esperanza, que nos da alegría y, por supuesto, muchas dudas —que siempre son más importantes que las certezas—. Entonces, esa parte esperanzadora para el lector es la parte de la catarsis, que es una de las funciones que siempre ha tenido la poesía. Es decir, uno siempre quiere sacar lo que tiene adentro, independientemente de que eso después pueda ser compartido o publicado o no.

Leer más

El árbol de ramas desnudas ya no existe

Cristian Poot (Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, 1992) entrega su primer poemario, Nostalgia de pájaros, que, a decir del prologuista José Antonio Íñiguez, «demuestra la valentía y el vuelo de un autor joven que ha decidido situar su palabra firme en nosotros».

Leer más