4 diciembre, 2023

Entre el fulgor y el vuelo

de Elsa Cross | Inéditos

 
Poeta frente al mar

Para José Luis Rivas

De perfil,
ve de frente el horizonte,
la línea que diluye
      en un solo fulgor
todos los mares y cielos de la tierra;
esa línea intemporal
      donde se funden
el amar y el mar,
donde la luz que da de lleno
se vacía
    en la templanza oscura—
y emergen desde el fondo
palabras
   y sus destinos huidizos.
Se decantan
en un ritmo de mar,
en un brillo de ola;
corren sobre las crestas
         fulgurantes,
vibrando a una
con esa luz,
ese sabor de brisa
    y sus ligeros toques en la lengua,
ese aroma encendido,
ese bogar.

 
 
Amanecer en Kalamata

Para Natalia Moreleón

Como bandadas de patos migratorios
las casas se apilan blancas
             a la orilla.

El mar
    inmóvil
 —como aceite
refleja el claroscuro de los montes.

La música de una lengua
           emerge del sueño.

Una reverberación,
hilos brillantes
        traspasan la oscuridad.

Ruido de pájaros,
un olor de tomillo—
     ya sabidos también
            y siempre nuevos.

Las casas de arriba
      son cabras dispersas por el monte.
La luz destella en los anchos olivares.

El oleaje cobra nitidez
y rompe contra las barcas
         el silencio
   abriendo el día.

 
 
Vino

A la salud de Vicente Quirarte
en su cumpleaños

Hierbas salitrosas en la arena,
pequeños caparazones—
        y la vida que corre
entre esas piedras
sigue su cauce
como los ríos que van al mar
          que no es el morir—
sino un mar de gozo inabarcable,
de mareas que suben
         inmensas de pronto
    —casi lomos de ballenas—
o lentas, plácidas,
embriagan cada resquicio de conciencia.

Ah, plenitud del día a medianoche
y de la noche bajo el sol.
Y el vino,
otro río que corre
       celebrante   
por las vetas del sueño
         en esas playas.

 
 
Jardín

Para Daniel Goldin

El sol de mediodía
enciende las violetas silvestres en sus tiestos.
La orquídea tigre curva sus racimos
            de flores diminutas.
Las heliconias se descuelgan contra el muro
   —picos de tucán—
heliconias/gelidoñas /
           golondrinas—
        entran y danzan en el jardín
y van del filodendro a las palmeras.

Un sueño invade la piel,
         eriza sus pistilos,
se entremece en sus frondas.
Brilla
   anónimo y azul
como si dibujara
una copia del mundo invisible.
Deja correr sus savias—
       hacia el sol del crepúsculo
mientras van palideciendo
los brillos opuestos de colores en lucha.
Y en medio de lo oscuro
se vuelve un torrente de luz
          un surtidor.

 
 
Café bar Las Hormigas

Para Maricarmen Férez

Las cenefas de corazones art-nouveau,
la luz del crepúsculo iluminando
         las ramas de los cedros,
el viento suave que las mece
y un deseo de navegar en otros mares
              se entremezclan.

Luces distantes.
Sombras anidando entre las hojas
mientras el ánimo
se recoge
    en su propio nido oscuro
y las ventanas reflejan
la hora indecisa
        entre el fulgor y el vuelo.

Las luces se encienden y se ocultan
tras las ramas que se mecen.
Y la noche penetra
lenta
   hasta el fondo del pecho.
Y allí se vuelve amor—
núcleo de ese instante
          enardecido.

 
* Poemas pertenecientes al libro Isla Negra (Ediciones Era, 2023).
 
 


Elsa Cross / Ciudad de México, 1946. Poeta, traductora, ensayista y profesora de filosofía de la religión en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Es autora de una veintena de libros de poesía y su obra ha sido traducida a múltiples idiomas. Ha sido reconocida con el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes, el Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines, el Premio Xavier Villaurrutia, el Premio Roger Caillois y la Medalla de Bellas Artes, entre otras distinciones. Su libro más reciente es Isla Negra (2023).