27 abril, 2020

Punto de control

de Álvaro Luquín | Inéditos

Nintendo 1985

El rojo en el cielo abierto del mundo.
Brinca y toma las flores, las monedas,
hongos, etc.
Crece, corre hacia el castillo,
baja por las verdes tuberías.
Enfrenta a los dragones.
Cuánto riesgo.
Y la princesa, según una revista,
no siente nada por él.

 

Zelda

Vine a Hyrule a caballo
y con mi espada
porque me dijeron que aquí vive
una tal Ajmátova, encarcelada por escribir
poemas inconvenientes
para el reino.

 

Knock-Out

Un milagro de SEGA como Shenmue
rebasa el concepto “Nueva Generación”.
Su simulacro de la bella región de Yokosuka,
el clima y su gente, lo volvió el juego más caro al momento
de su aparición; 1999 en Asia y 2000 en tierras americanas.
Podías ir a comprar el mandado, acariciar gatos,
trabajar en el puerto, practicar juegos clásicos dentro
del mismo juego; conocer otra vida aparte de tu vida aburrida.
Cuando nada vale la pena, como siempre,
bebo unas cervezas, fumo un cigarrillo,
y pienso en Ryo Hazuki mientras busca
a los asesinos de su padre, y escucho el eco de
esos años, el cambio de color en el gobierno.
Tres o cuatro aviones, y dos torres.

 

Duck Hunt
 
Mi madre acribilla a los patos;
quiere olvidarse de todo.
Se siente exhausta,
atrapada. Que no es por nosotros.
Esta noche jugaré a Circus Charlie
con mi papá.
             

 

Tiempo de respuesta

… no juega quien quisiéramos que juegue
y quien juega no juega como queremos.


Álvaro Luquín / Guadalajara, Jalisco, 1984. Ha publicado Praderas silenciosas (La Zonámbula, 2011), Blanco sucio (Filodecaballos, 2013), Panóptico (Bonobos, 2015), Grandes distancias (Filodecaballos, 2017), Musulmán (Manosanta Editores, 2018) y la antología La gente es el peor invento del hombre (Ediciones El Viaje, 2016).