5 julio, 2021

Los exóticos

de Roberto López Moreno | Inéditos

Facial imante

Luna de facial imante
y de galáctico albergo,
en diálogo verba y verbo
desciñen albo cuadrante.
Maga, de menstrés menguante
cuando no en radiales plenos,
elíptica suma versos,
crece en el risal radiante.
Alfa-omega destilante
desde el geométrico vuelo,
nebulosa que en su cielo
astronomiza al mirante.
Luna en la fotografía.

 

En el ámbito de los espejismos

En el ámbito de los espejismos,
raíz cuadrada sobre dos espátulas de plumas,
el ansia se horqueta en el lomo de su imagen más afín
y arranca a cabalgata ciega
en la superficie de las desproporciones,
delincuente por suicida,
servidora inconsciente del rectángulo epicurio.

Abre el buitre su ala de rapiña
y pretende que ésta dibuje sobre su víctima
las fronteras del beneficio
exigiendo que la vida vuele
bajo el nefasto diseño del espectro.

 

Filos

Levanta la guadaña la arista escarlatada,
fiel a los designios de la piedra escrita.

Se yergue después del cumplimiento feroz del sordo oficio;
la cosecha de su tarea múltiple
se expande en partículas vivas desde el sitial señero
y desciende a tocar la puerta en cada pecho
asido con veinte soledades a la sed del viento.

La guadaña en el aire
la arisca la lengua del magro sacerdote,
cenizo cauce del reseco ruedo.

Arriba el filo, erguido dentro de la dimensión innombrable.

El gris decidor lo blande desde el canal de su saliva
para vestirse llovizna sobre un cementerio de atabales.

Y otra vez y otra en las arterias del rito.

Así, en lo alto, el filo, hilo, vilo,
gongorino, gongorante,
en dirección a la nuca de todo desenamorado Polifemo.

 

Concierto para piano y orquesta de maría granillo

¿Cuáles —cuántas— fueron las sumas y las restas convocadas?
En aquella elipsis reconozco la semilla de los sueños.
Cuádrivas sonoras cimentan los cuerpos sollozales.
El Do va al Mi, el Mi va al Sol, el Sol al alma.
Y la orquesta. Y el pianista. Y el conjuro. Y entonces el fluir cromatizado.
En la batuta… 50 000 guarismos, años danzando
trigonometrizan los vericuetos del oído.
El sonido penetra en la carne. La carne se orgasmisa,
su sustancia lanza lazada lasciva,
se reunifica, multiplica, horada, embiste.
Luego del volumen… sutileza abstracta… ¡Ah, coartada!
Algo innombrable sagita de la butaca al metal, de la cuerda a la sangre.
Cuenten, porque esto está siendo en solo 13 líneas.
… en Tres Movimientos. (14).

 

Los exóticos

Los exóticos conviven al pie del volcán,
un volcán que no arroja lumbre,
que vierte hierbas y hierve de troncos y de iguanas.
Los exóticos al pie de la gran montaña
se vuelven eco de los viejos poderes.
Los primeros hombres fueron hechos de madera,
dice el libro de los abuelos
y en madera se vuelven los hombres
en el interior de sus cabañas de cálido sur.
Una escalinata que desciende, un río,
un fluido que canta su risa de tierra que imanta el agua.
Un hombre
desde temprano se levanta a juntar el fuego;
una mujer, Aurora, lo reparte.
Todo es de madera,
hasta este corazón exótico
que un día como todos
será leño endurecido que amanece.

 

(¿—?)

¿Cómo se llamaba aquel que por primera vez
utilizó el oxímoron
como máximo acto de la creación?
¿Qué queda de él sobre el polvo?
Espera tiempo a que el oximoronista reinvente tu rostro
en el juego de los extremos que se unen,
volverás a tener gesto, mueca, mohín,
volverás a ser ábrara de las maravillas,
punto inicial del punto inicial, adanábrara,
el principio de todo que es ni sigue siendo
en la mayúscula capacidad del sueño.
¿Cómo se llamaba el que presenció la desmesura
de la primera aurora,
ésa, en la que estaremos mañana?
Ábrara ¡ay! intento
de decir el acto creador del universo.


Roberto López Moreno / Huixtla, Chiapas, 1942. Licenciado en Periodismo. Poeta, narrador y ensayista. Obtuvo el Premio Chiapas en el año 2001. Es autor de más de una cuarentena de títulos, entre los que cabe destacar El libro VI. La construcción de la Rosa (IPN, 2009), Négridas (Instituto Veracruzano de Cultura, 1998) y la tercera edición de La morada del colibrí. Poemurales (Archivo Negro de la Poesía Mexicana, Malpaís Ediciones, 2015).