22 marzo, 2021

La inocencia es una pregunta

de Guillermo Molina Morales | Inéditos

Herencia (I)

No conquistaron
Ni la tierra que estaban sembrando

Mis ancestros llenaban el granero del Marqués
El Marqués vendía el grano a los barcos
Y compraba su entierro en la iglesia

Si un niño moría de hambre
Al niño siguiente le daban el mismo nombre

Mi madre tiene el nombre de su hermana muerta

Mis ancestros son a la Conquista
Lo que el estiércol a un árbol genealógico
O un árbol genealógico a la idea de inocencia

No comemos el grano sino el pan

La inocencia es una pregunta
Que solo tiene sentido en la interrogación

 

Yoruba

Quizás fuera la lengua de los ancestros
Quizás la lengua de quienes vendieron a los ancestros                                                       

La misma palabra para hogar y para memoria

Los universitarios negros aprenden yoruba
Como quien construye las ruinas de un pasado

Una versión estándar y escrita de las lenguas yoruba
Samuel Crowther la creó para expandir la Biblia
A la Reina Victoria le pareció melodiosa

Construir las ruinas con los planos del enemigo

Hay una palabra para el regreso
Y una palabra distinta para el camino de regreso

En yoruba suenan como la palabra mar

 

Comunicaciones

Los anuncios para negros están filmados en los Estados Unidos

Promocionan celulares que te mantienen en contacto
Ahora más baratos que antes de ahora

Las guerras del coltán y llamarle a tu abuela
Cómo era que se amasaba el pan
En la tierra del trigo

Toman videos en alta calidad
Democratizan la industria del porno

El coltán de los celulares ha costado
Cinco millones de víctimas en el Congo

No es obligatoria la compra de celulares

Mi abuela responde que lo más importante
Era el momento de estirar la masa

Se alegra mucho de verme

 

Canibalismo

No soy yo, es el sol

Mi carne es de color carne
Hasta que llega el sol

Mi carne es para tu carne
No puedo obligarte a poseerme
Pero puedo esperar a que tú quieras

No soy yo
Hasta que me miras
Hasta que hambriento me miras

Puedo esperarte en la sombra
Para que mi carne
Sea mi carne

Que no sea la carne del sol

Tu carne nunca miente
La belleza es lo que permanece
No puedes prohibirme que te espere

 
 
* Los poemas aquí presentados pertenecen al libro Mar caníbal, ganador del IV Premio Internacional de Poesía Margarita Hierro, que será publicado próximamente por la editorial Pre-textos.


Guillermo Molina Morales / Zaragoza, España, 1983. Poeta. En la actualidad se desempeña como docente en el Instituto Caro y Cuervo (Bogotá). Ha publicado los libros Estado de emergencia (Hiperión, 2013) y Epilírica (Hiperión, 2008).