“Lo que aún no tiene forma me protegerá”: Desde la poesía de Roberto Bolaño

Reelaborando mitos de signo romántico, como el vínculo entre poesía y derrota, el de los poetas malditos o el poder del sueño, esta centralidad de lo poético atraviesa, como la más característica mirada personal, todos sus libros. ¿No será en el fondo un rechazo de este criterio, rechazo que se remonta a la célebre condena platónica, lo que lleva a menospreciar la poesía de Bolaño, como forma de expresar desagrado sin enfrentarse al prestigio de sus novelas?

Leer más

Vino una diosa tierna

Con el viento del sur, vino una diosa tierna./ Mojó el bronce, mojó la fuente,/ mojó el pecho de la golondrina y sus plumas doradas./ Abrazó la marea, lamió la arena, se bebió los peces./ Mojó en secreto el templo, los baños, el teatro…

Leer más

Una encrucijada del cielo. Jules Supervielle y la Generación del 27

Supervielle es diferente del resto de los poetas franceses, y no sólo, claro está, por esas peculiaridades. Se ha hablado de su solemnidad y de su humor, de su libertad y de su clasicismo, de su ligereza sin frivolidad, de panteísmo y de intimismo, de sencillez y de hechicería. Todo es cierto. Esas sumadas diversidades se dan reunidas en lo que Paz ha llamado la poética de la incertidumbre, en un todo asombrosamente coherente, desde el momento en que él alcanzó su propia voz.

Leer más

Neruda, traductor de Joyce

La multivocidad característica del lenguaje de vanguardia, del modernism; este decir que las palabras son viejas y nuevas, que viven en féretros y en flores, que perdimos y ganamos, que se llevaron el oro y nos lo dejaron, puede ser un buen punto de partida para explorar algunos puntos de confluencia entre estos Joyce, Neruda y la literatura de vanguardia.

Leer más

Nos orinamos en la mano de Nuestro Padre

Como un hombre cuando un sueño indeseable lo alcanza le taladra la cabeza, escribo. En un ataque de salud, esta mañana decidí escribir, escribir un diario. No se trata, por supuesto, del diario, de todos los trabajos el más inaceptable, sino de un esfuerzo continuo.

Leer más

Los grandes entusiasmos

Hilda Mundy solo publicó un libro en vida, Pirotecnia (1936), subtitulado “Ensayo miedoso de literatura ultraísta”. El libro fue olvidado, hasta que una nueva edición rescató esta obra. Sus textos en prosa tratan de atrapar el ruido de la urbe en el nuevo siglo, producto de transformaciones tecnológicas, y los cambios de sensibilidad y de conducta de una modernidad incipiente…

Leer más

Vicente Huidobro en la Torre Eiffel

Habían pasado veinticinco años desde la construcción de la Torre Eiffel cuando el poeta Vicente Huidobro le escribió un poema. Eran veinticinco años de ataques y de elogios, en periódicos y revistas, de comentarios en la vía pública, caricaturas y, obviamente, de arte. En los días en que apareció su versión parisina, en el número 6-7 de la revista Nord Sud, se luchaba la batalla de Passchendaele en Bélgica y Alexandr Kerenski declaraba el inicio de la República Rusa. Lo que no se sabía era que el escrito del chileno contribuiría en la veloz cruzada que este llevaba a cabo en favor de sus postulados creacionistas, y que en 1917 y 1918 jugarían un papel fundamental en su formación y en la de las vanguardias hispanoamericanas.

Leer más

El olvido de la vanguardia (2)

Tres conceptos fundamentales enmarcan el problema de las vanguardias visto desde el presente: uno, historicidad; dos, paradoja; tres, dato de hecho y legado. Pero antes —y para delimitar campos—: una cosa es el arte de vanguardia y otra las vanguardias estético-históricas…

Leer más