Zeus en libertad condicional

Fue ese verano,/
rebalsaba de hormonas/
como un cóctel químico espectacular/
en un vaso largo con hielo; mi corazón adolescente/
una cereza al marrasquino /
que asomaba brillante mientras ese arcoíris/
me atravesaba, iluminándome/
como a un pez, y yo estaba borracha,/
obsesionada, ansiosa por que me tocasen,/
mi cuerpo iridiscente derramaba color

Leer más

Como personas con nombres

Pensando en sus propias manos, a mi madre la consumió la lentitud;/
que en lugar de su novio, habló con el emperador: /
“Sentencia que puede ser una situación./
Situación que puede ser una sentencia”./
Aparte, hubo quienes siguieron a un flautista por sus vidas, dejando esa estela/
de calculado dolor.

Leer más

A “yo” no le interesa lo que no arde

El dolor no me sacia ni me llena./
La poesía no embellece si hace falta/
en la palabra madre o la silabación/
del hijo (¿qué pronombre?)./
Las palabras nunca /
nos transparentarán como una /
lágrima: su reflejo/
inexacto/
da cuenta de las pérdidas/
cuando los que se van/
somos otros

Leer más

A la sombra de las palabras en flor

Voy a tomar el atajo de comenzar desmenuzando el título, para evitar el método de acercamiento a la realidad de los poemas (es decir, circunvalando el mundo y entrando en él por la puerta trasera): en principio no podemos saber si se trata de sombras que demuelen o de sombras que están siendo demolidas. En cualquiera de estos casos, estamos ante el extrañamiento de atestiguar cómo abstracciones, inconcreción, reflejos, sombras, derriban o están siendo derribadas.

Leer más

Frente a un río que deriva

escuchamos la marcha de los trenes/
que se alejan de la ciudad bajo el último fulgor/
dorado de la tarde. muevo mi mano en su pelo/
en la oscuridad de la galería. cualquiera de esas/
cosas pueden ser verdad. buscamos un calor/
que no sea el propio. una ventana detrás/
de la cual sentirnos seguros.

Leer más

El jardín prestado

Leo al pasar que los cerebros no son para pensar. Que están ahí no para que tironeemos de ellos como de un hueso que no entrega nuestro perro, sino para mantenernos a flote, vivos.

Leer más

En otra vida

Lo teníamos todo: /
el fruto del árbol /
y la vergüenza./
Luego de la mordida /
el padre apuntó lejos y dijo Mira /
mi dedo, pronto lo tendrás dentro. /
Hoy, un árbol caído. No hay dientes /
que mastiquen y el dedo se quebró.

Leer más

En esta tierra sedienta

Vine al desierto/
en busca de silencio,/
pero encontré/
entre rocas y espinas/
la elocuencia del viento./
Por la vereda/
perdieron la señal/
los celulares./
Lejos, verdor escaso./
Dos caballos pastaban.

Leer más

Donde los elementos nunca ofenden

hoy me dejas sin muerte/
te perdono porque quieres estar/
dentro de la palabra columbario/
las madres que se niegan a morir te rodean/
es una multitud pero se funden/
y solo quedan seis en la marmita

Leer más