La voracidad de los pájaros de presa

Los pájaros pasaban muy alto, buscando las rocas de la costa para anidar, como si ya
conocieran desde milenios ese trayecto
El paso de los pájaros era la única incisión al silencio
El golpetazo de un pájaro sobre las tejas

Leer más

Percepción, meditación y poética de Elsa Cross

En la nueva alineación de las Obras completas del 2012 de Elsa Cross, puede descubrirse una concentrada trilogía formada por libros que se escribieron de forma independiente entre 1988 y 1998 (y se publicaron en 1992, 1995 y 1999), pero que expresan sus vínculos a través de un patrón bipartita en sus títulos y su contigüidad editorial (los tres están unidos en un mismo bloque, a pesar de su distancia cronológica, y de la presencia de otros poemarios publicados entre esas fechas). Me refiero a Casuarinas o de la percepción, Urracas o de los pensamientos y Cantáridas o de las palabras.

Leer más

Un campo en infinita construcción

Aunque ahora no hay nadie quien lo ve una vez
lo ve por siempre
          (yo lo vi:

lenta marea de invierno que imaginamos nieve
o nube o algo
que amortigua

o una fisura en que se filtra un sol)

No sabré lo que fue para ti

Leer más

Una barca para Twombly

y en la forja de Seferis/
la mujer/
que hace apenas un instante era/
joven y/
hermosa/
se arrodilla y ve/
(porque es la hora/
en la que todos ven por fin/
a los caballos arrojarse/
hacia el mar desde un barranco…

Leer más

Las sacudidas dolientes

«Via corporis» continúa la línea de trabajo de «Santo y seña», con que López Colomé obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia en el 2007 (compartido con Elsa Cross). Se trata en esta ocasión de buscar detrás de la superficie, lo que se encuentra en el subsuelo de la epidermis, órganos del cuerpo vedados a la vista, fracturas invisibles que delatan padecimientos, malestares del sujeto que transita en pena; es el camino del sufrimiento, como en la Via dolorosa, el viacrucis en tierra santa, aunque aquí se reenfatice el tránsito del cuerpo, la calle que devela el peregrinar del organismo.

Leer más

Emisor y receptor

EL EMISOR Y EL RECEPTOR hablan/ sobre algo importante./ Jack dice A/ y Jill escucha X./ Jill responde Y/ y Jack escucha B./ Es decir, se entienden./ Jack y Jill se intercambian, por turnos,/ los lugares de emisor y receptor:/ el ciclo se repite hasta que deciden/ reconocer algo terrible/ o salir a comer atún.

Leer más

Piérdete

¿A dónde, Telémaco, tus pasos conducirás/ en busca de un padre extraño, apenas soñado?/ ¿Qué tierra te comerá la bella planta de los pies/ y quemará con cal y salitre el rostro divino,/ para dejar, como dos ascuas/ en medio de la carne viva, la mirada de aquel al que buscas?…

Leer más

El peso objetivo de una experiencia

En el cuarto hay un escritorio, una pantalla, tres libreros.
En las repisas de los libreros hay fotos, plantas, una pequeña urna con cenizas, un florero con flores secas cubiertas de polvo, un candelabro, un coyote de madera, una taza roja.
Del lado derecho está la ventana.
Del lado izquierdo está un armario.
Debo honrar a los objetos, no a los sujetos.
El árbol que veo por la ventana no es una representación ni un símbolo ni una metáfora.

Leer más