El temor que habitamos

Soy débil/
como la telaraña/
que tienen los libros que nunca has leído. /
Soy débil/
como la cáscara del huevo que rompes todas las mañanas para hacer el desayuno. /
Soy débil/
como la palabra misma que se quiebra en la garganta del herido.

Leer más

El Rimbaud de Jorge Esquinca

Lo que distingue de manera inmediata a la obra es que es un libro para iniciados y profanos. Lo segundo porque entramos poco a poco en el enigma Rimbaud; lo primero porque Jorge Esquinca ha logrado una escritura donde el hallazgo es hermano de la iluminación. En otras palabras, el autor se explica y nos explica las vidas y los caminos de Rimbaud.

Leer más

Franc Ducros (1936-2023)

Uno de sus verbos favoritos era proferir (en francés, proférer), porque la emisión de la voz contenía por sí sola la fuerza que, para él, posibilitaba la existencia de la poesía. En cualquier punto de cualquier frase de Ducros, independientemente de lo que significara, podía ocurrir la “falla” (en el sentido geológico de la palabra) que propiciaba el vaivén de la respiración y, con ella, del ritmo.

Leer más

Caricia de Mercurio. Oda a Raquel Jodorowsky

esa noche la representante de la lengua inglesa era Margaret Randall/
misma que al final del recital me presentó a Sergio Mondragón/
Creo que justo fue éste quien me facilitó el correo de Raquel…/
Pero las cosas no salieron tan bien…

Leer más

Porque un bicho sabe mejor qué fuerza nos exalta

Nacía un potro bajo las hojas de bronce. Un hombre nos puso bayas amargas en las manos. Un extranjero. Que pasaba. Y entonces llegan rumores de otras provincias como a mí me gusta… « Te saludo, hija mía, bajo el mayor de los árboles del año.»

Leer más

Diciendo otra vez

mi paz yace en la niebla que se retira
cuando deje de cruzar estos largos umbrales móviles
y vivir el espacio de una puerta
que se abre y se cierra

Leer más

La “romántica” olvidada

¿Qué es lo que me preocupa y qué estoy esperando?/
En el pueblo, me aburro; me apena la ciudad./
Placeres de mi edad/
Jamás podrán salvarme de este paso del tiempo./
Antes, las amistades y encantos del estudio,/
Llenaban sin esfuerzo mi tan tranquilo ocio:/
¿Qué objeto entonces tienen mis deseos tan vagos?

Leer más