Dos espíritus

No le he llorado a mis muertos,/
se esfumaron en medio de neblinas espesas/
y sus pasos cansados/
se escucharon rompiendo gránulos de tierra./
Nadie los vio partir, /
se amontonaron uno a uno,/
extremidad con extremidad/
se unieron firmemente y saltaron al vacío.

Leer más

Las armas sobre la mesa

Un disparo es un trazo, un recorrido, una línea invisible. Es medio día y Peter se estaciona, a mitad de la azotea con vista a un campo de futbol. Respira, Peter, con sus setenta y tres años encadenándolo a la oscuridad: al blanco y negro de su juventud. Una mano se alarga para alcanzar los hombros de su lejana historia. Golpetea el color y la tarde se nubla. Es una especie de Dios en la mirada.

Leer más

Comisario jaguar

Un comisario jaguar  /
nos desollará el miedo, /
de su aliento /
emergerán montes                                            /
donde bajarán/
las nubes a dormir la noche,  /
en sus garras/
se medirá la fuerza,/
y cuando lejos/
lleve nuestra palabra,/
recuerde el sereno /
sobre las guías de Màthayúwàá

Leer más

Esta carencia exacta

Sin una cortesía demasiado exagerada
siempre optamos
al final
por el plan de la gente
anticipamos la llegada de los trenes
nos montamos en un camino lúgubre
y a la vez sonreímos hacia aquella intuida compañía
que nunca nos revela si verdaderamente es una boca diciendo palabras
o la personalidad alimentando a la memoria

Leer más

Simular la interrupción

Me llamaron india francesa extranjera me llamaron depresiva inestable suicida me llamaron puta rebelde promiscua me llamaron marginal izquierdosa loca me llamaron casa chica cualquiera la otra me dijeron aborta esconde vete me dijeron puta cabrona rebelde me dijeron liberal revoltosa egoísta me dijeron monja rara religiosa me dijeron amor libre bisexual asquerosa me dijeron crítica conservadora aburrida me dijeron malinchista traicionera latina me dijeron tonta insuficiente mediocre [me llamaron nombres] me dejaron afuera desnuda rota me dejaron libre

Leer más

El derecho a colapsar

a qué equivale pues salir de este trance /
para comerse el corazón de una piña/
por descuido, sin consciencia trapear/
blanquear el trapero, no blanquea/
y el cloro, la mancha de amarillo/
las manchas amarillas en el algodón/
a qué equivale ahora esta tendencia/
a equivaler las manchas morado negra/
amarillas en los pulmones así/
fondo amarillo las paredes  /
los pulmones del fumador/
pulmón sano sobre pulmón de/
fumaba en las noches la madre

Leer más

La belleza errática de los sentidos

Por aquello del espacio, el polvo y el recuerdo/
un hogar es una fosa común./
Por aquello de los gritos que atraviesan los pasillos/
una casa es un agujero contrario./
Por aquello de la necesidad de tejer un lenguaje/
una morada es una criatura limítrofe./
Por aquello que nos circula el tacto entre las mantas sintéticas/
y eleva la piel muerta de nuestra carne en la fricción /
un domicilio es una cicatriz incipiente.

Leer más

Rilke y los perros

Reparé en esa suerte  /
de colonización de una especie /
con perversidad cristiana:  /
deformar al otro  /
a imagen y semejanza /
de uno mismo.  /
Consideré las alergias con las que  /
tienen que vivir, los dolores  /
en las articulaciones, los problemas  /
oculares. Todo para nuestra satisfacción.  

Leer más